Victorias de Iván Armas y Borja Falcón en la última cita del Campeonato de Montaña FALP 2020

En Regularidad Sport ganaron Martín González-Carlos Rodríguez (SS), Carlos Miranda-Ana Miencyck (S) y Gregorio Fontanilla-JM. Emperador (T50)
La 16º Subida Villa de Moya se disputó finalmente con una climatología que fue mejorando con el paso de la mañana y fruto de ello fueron superándose los pilotos con sus vehículos, especialmente los que se vieron más perjudicados por el asfalto parcialmente mojado en las primeras pasadas. Por eso hubo varias alternativas clasificatorias, vistas en la manga de entrenamientos y en la primera oficial. Pero en la segunda y definitiva, solamente quedaban algunas humedades y la ocasión fue aprovechada por casi todos para aumentar el ritmo de la carrera. Una aumento de prestaciones que convertiría a Iván Armas en el ganador de la prueba en la categoría 3 de turismos con el Porsche 911 GT3, al marcar un tiempo de 2.59.9, mejorando en dos segundos y medio al registro invertido por Armide Martín con el Mitsubishi Lancer Evo (3.02.4), ganador de la primera manga oficial y finalmente segundo clasificado en la general, después de mucho tiempo sin correr en montaña. El tercer lugar del podio de turismos lo conservó en todo momento el debutante a los mandos del Hyundai i20 R5, Raúl Quesada (3.03.5), que rebajaba bastante su crono en la última subida y se quedó a un segundo de Martín. Raúl fue sin duda el piloto más esperado en las curvas por esa oportunidad que le ha dió el equipo Hyundai y el titular del volante de este R5, Toñi Ponce. En esta pugna faltó Miguel Cabral, que finalmente no se presentó a la prueba.
 
La victoria de Iván Armas le reafirma con el título de justo campeón de montaña de Las Palmas en esta difícil temporada 2020, pues a pesar de no hacerle falta la clasificación de Moya, corrió para buscar el mejor resultado posible y logró sumar un nuevo triunfo en su palmarés.
 
En la categoría 1 o de las CM se impuso en solitario Borja Falcón con su Speed Car (3.01.0), a pesar de algún inconveniente mecánico fue el segundo mejor crono de la jornada. De paso fue el primer piloto del certamen de Promoción FALP y su primera victoria en su corta etapa con este tipo de monturas. El ya campeón René Santana, así como Ricardo Rodríguez, no tomaron la salida.
 
El otro apartado de la subida fue la Regularidad Sport, con victoria final en Supersport de Martín González-Carlos Rodríguez (Toyota Starlet), seguido de Antolín Bolaños-Andrew Barrios (Toyota Starlet) y Javi Marrero-María Isabel García (BMW 320). Mientras Carlos Miranda-Ana Miencyck (Golf GTi) se imponían en Sport. En el Trofeo 50 sigue siendo terreno exclusivo de Gregorio Fontanilla-José María Emperador (Autobianchi A112).
 
En el grupo H5, históricos, superioridad total de Juanfra Santana con el BMW 325i, cuyo crono de 3.14.9 le hubiese metido en las plazas de honor de una hipotética general si la reglamentación lo permitiera. 
 
En las nuevas clases resultantes del sistema «Performance Factor», la 10 la ganaba Miguel Quintino con el M3, Vícor Ramírez con BMW (9C), José Calderín con R-5 GT Turbo -quinto absoluto- (9B), Juan Cruz (8A), Jonathan Nuez -séptimo general-(8B) con el Clio. Mención especial para Juany Jorge con el SEAT León Supercopa, ganador de la clase 7B y cuarto absoluto, además de primer clasificado del CD. Azuatil, organizador de la Subida de Moya. Por último, Orlando Nuez se llevó el trofeo al mejor piloto de Moya, municipio anfitrión.
 
En esa ocasión, la ceremonia de entrega de trofeos se trasladó al pueblo de Fontanales, presidida por el alcalde Raúl Afonso y los presidentes de las federaciones Canaria y FALP, Benito Rodríguez y Miguel Angel Domínguez, acompañados por otros concejales de este municipio, como Gilberto Sosa (Deportes). Y en representación del principal patrocinador, Abarth-Icamotor, su director Pepo Batista, fiel a los eventos de Azuatil.
 
La prueba se desarrolló de acuerdo a los últimos protocolos de seguridad anti-covid del Gobierno de Canarias y para su cumplimiento, el CD. Azuatil quiere reconocer el importante esfuerzo realizado por la Policía Local de Moya, junto a miembros de Protección Civil y los propios comisarios de ruta de la organización, con un público colaborador para corregir la formación de aglomeraciones no permitidas.