Portada » Blog » Segundo triunfo consecutivo de Lemes-Peñate con el Hyundai i20-R5 en el Rallye de Maspalomas
Sus compañeros de equipo Toñi Ponce-Dani Rosario remontaron hasta el segundo puesto final, mientras Iván Armas-Tino Guerra se retiraron a falta de un tramo y tras liderar la primera parte del rallye.
 
– Inédito tercer puesto para Oliver Nieves-Emilio Pérez con el Renault Clio Cup
 
Segunda victoria consecutiva y de esta temporada para Yeray Lemes-Rogelio Peñate en el 47º Rallye de Maspalomas, que dominaron claramente sobre todo en su segunda parte, tras lograr la óptima puesta a punto en el Hyundai i20-R5. Un primer puesto que devuelve al equipo a la buena senda para la recta final en el Campeonato de Canarias y le posiciona muy bien en el Campeonato BP de Las Palmas al que pertenece este rallye. 
 
Lemes y Peñate empezaron perdiendo tiempo respecto al siempre rápido Porsche de Armas-Guerra, pero después de la primera vuelta por los tres tramos de la mañana empezaron a mejorar mucho y demostraron que todavía les quedaba recursos para llegar al liderato, como así lograban en el segundo bucle del día. Sus tiempos en los tramos marcaron entonces la diferencia, consolidando el liderato del rallye hasta el final con solvencia y ganando hasta el último tramo, donde mejoraron en un segundo su propio crono. Una victoria que les viene muy bien moralmente tras los desatinos de los rallys anteriores.
 
El segundo puesto final en este podio que se puso muy caro, se lo llevaron tras una buena remontada el segundo Hyundai i20 R-5 de Toñi Ponce-Dani Rosario, que redondearon el buen día para el equipo Hyundai de José Pérez. Perdieron bastante segundos sobre todo en el tramo de Arteara, pero su recuperación en los últimos tramos fue espléndida y rodando en la tercera plaza llegó a ponerse a sólo dos décimas de los entonces segundos, el equipo de Armas-Guerra con el Porsche 911.
 
El Maspalomas un año más volvió a lucir su fama de rallye duro y se hizo valer con una larga lista de vehículos retirados, algunos muy prematuros y otros cuando apuraron al máximo, lo que podrían explicar el abandono de Emma Falcón-Cándido Carrera en la primera sección. Y más dramático la retirada de Iván Armas-Tino Guerra con el Porsche 911 GT, después de liderar la carrera y cuando luchaba por la segunda plaza a falta de un tramo y en plena eufora en su pugna particular con Ponce-Rosario.
 
Otros aspirantes a los primeros puestos que resultaron inéditos fueron Raúl Quesada-Tino Vega nada más empezar. O el de José Mari Ponce-Carlos Larrodé cuando marchaban muy cómodos en una merecida cuarta plaza.
Con más o menos ayudas de la cadena de equipos que se fueron quedando fuera, el caso más aparatoso fue el vuelco del Renault Clio de Noé Armas Efraín González en el TC Ayacata, lo cierto es que la clasificación general final fue muy difícil de predecir y en el «top ten» vemos a varios pilotos en puestos más altos de lo habitual como premio a su insistencia.
 
Y hasta en el podio, ya que fue completado tras un nuevo carrerón por Oliver Nieves-Emilio Pérez, con un Renaulot Clio Cup, primer dos ruedas motrices y años luz en prestaciones de sus compañeros en el podio final. Pero la cara feliz de un rallye también se ve cuando un equipo de los modestos saltan la barrera y suben a un tercer puesto absoluto tan prestigioso como el del Rallye Maspalomas. Le secundaron en el cuarto puesto en uno de los duelos que ya van siendo habituales, Alberto Monzón Aday Suárez con otro Renault Clio, cuartos a menos de 10 segundos. Después se metían en la quinta plaza, Juan José León-Jacob Páez con su habitual Renault Megane, ya a bastante diferencia de los anteriores y volviendo a realizar un buen rallye de casa.
 
Igualmente Iván y Naira Cabrera con el Honda Civic, sextos absolutos y ganadores de la Copa Faroga 1.6-Pastelería La Madera, en una de sus mejores clasificaciones, a sólo 20 segundos de los anteriores y por sólo 5,5 de ventaja sobre los séptimos de la general, Juan Betancort-Juan Carlos Díaz, que no lo pudieron hacer mejor con el Toyota Corolla TC, con la guinda de un tercer puesto scratch en la difícil bajada de Cercados de Espino, último de los ocho tramos de esta edición. Un sprint que les llevó a mantener el tipo por un segundo sobre los octavos clasificados, David Sánchez-Juan Monzón con el Renault Clio R3T.
 
Marcos Martín-Armando Rivero subieron hasta el noveno lugar con su nuevo Renault Clio de este año, mientras el grupo de los diez mejores de la general lo cerraba Acorán Navarro-Jonathan Santana con su Toyota Yaris y como ganador del Trofeo Enma-2RM. 
 
Alrededor de 50 equipos finalizaron esta nuevamente dura cita del Maspalomas, sin la excusa este año de que los coches llegaban a esta prueba ya con muchos kilómetros de rallye durante la corta temporada 2020. Todo fueron recibidos -sin público- en el interior del Estadio de Maspalomas donde se realizó la ceremonia de entrega de trofeos como broche final. La organización de la Escudería Maspalomas solamente tuvo que neutralizar un tramo tras el incidente del coche número 11 y evitó las habituales aglomeraciones de espectadores en las curvas y cruces de carreteras, aunque el reclamo de la prueba era muy fuerte y los aficionados acudieron a ciertas zonas, pero en menor medida de lo normal y siempre respetando las normas de seguridad de la nueva normalidad.