Primeros kilómetros para el Abarth 500 R3T de Domingo Ramos y José Ángel Batista

El Rallye Islas Canarias ha sido todo un banco de pruebas para los componentes del equipo Abarth. A pesar de un leve problema de transmisión en las postrimerías de la primera jornada que les obligó a reengancharse de cara a la segunda, la pareja cubrió prácticamente el total del recorrido con sensaciones cada vez mejores.

Domingo Ramos y José Ángel Batista iniciaron en el Rallye Islas Canarias su programa regional y provincial a los mandos del Abarth 500 R3T. En la prueba con más repercusión de toda la temporada, puntuable para el certamen europeo, nacional y local, mostraron el potencial de su vehículo en unos tramos tremendamente exigentes.

La tripulación del Abarth 500 R3T comenzó de menos a más, siempre con la intención principal de tomarle el pulso a la máquina. Probando diferentes reglajes y presiones de neumáticos, los grancanarios fueron asomando la cabeza en las posiciones de privilegio de su categoría. Todo marchaba según lo previsto hasta que la primera etapa tocaba a su fin. En ese instante surgió un inesperado problema en la transmisión coincidiendo con el primer paso por la Súper Especial Urbana de Las Palmas de Gran Canaria; a un par de kilómetros cronometrados para el final tuvieron que abandonar.

“El equipo se puso manos a la obra para dejar nuestro Abarth en orden de marcha de cara a la segunda jornada, era importantísimo para seguir adaptándonos a él”, declaró Domingo Ramos. La segunda etapa, con otros 100 kilómetros cronometrados, debía seguir ofreciendo la posibilidad de descubrir los secretos de un coche aún en fase de adaptación a los rallyes insulares. Ese intenso trabajo tuvo recompensa, especialmente en la sección final de la prueba. En ella, el Abarth 500 R3T demostró su capacidad mezclándose en los tiempos de cabeza de su categoría o, incluso, como el mejor en ese apartado.

“Para ser los primeros kilómetros del coche todo ha ido bien”, reconoció Domingo Ramos. “Fue una lástima la rotura de la transmisión de la rueda delantera izquierda”, lamentó el grancanario, que recordó que “en todo momento fuimos mejorando nuestros tiempos. Hemos estado cerca del grupo de cabeza entre los R3, así que estamos contentos porque son kilómetros que para nosotros valen su peso en oro”, valoró el piloto de Abarth. “Esperamos acabar de un tirón en nuestra próxima cita, este Rallye Islas Canarias ha sido una prueba de fuego que creo que hemos superado con buena nota”, subrayó.

“Después de estos dos días de carrera hemos puesto el coche al gusto del piloto, la prueba está en los tiempos que hemos hecho”, destacó José Ángel Batista. “El Abarth 500 R3T ha demostrado que es un gran coche y que puede estar luchando por los puestos de honor, tanto en su categoría como en la general, así que por ese lado estamos súper contentos”, subrayó el copiloto minutos antes de pasar por el podio. “Nuestro Abarth ha sido una de las atracciones de este Rallye Islas Canarias y los aficionados han disfrutando a nuestro paso, así que las sensaciones de cara al futuro son muy positivas”, valoró Batista.

Este proyecto es posible gracias a Abarth, Suministros Santana Domínguez, Icamotor – Concesionario Oficial Abarth en Gran Canaria, Fiat Professional, Mopar, Escamilla, Comercial Sanrob, Desguace El Cruce y Grúas Arguineguín.