El Rallye Ciudad de Astorga era la tercera cita de la Beca R2 Júnior y en ella Iago y Diego
mostraron su rápida evolución y pelearon desde el inicio por la victoria.
El rallye disputado con unas altas temperaturas y con unas pistas difíciles, rápidas y llenas de
piedras que hacían que los pinchazos fuesen frecuentes, se iniciaba en la jornada del sábado con
una gran guerra entre los candidatos a la victoria en la Beca R2. Así en el primer tramo, tan sólo
tres segundos separaban a los tres primeros clasificados: Bassas, Francoli y Gabeiras. Y en el
segundo aún se agrupaban más, con un margen de menos de dos segundos entre los tres
equipos.
En la repetición de los dos mismos tramos, Iago y Diego salían a atacar al máximo, y se ponían
líderes en el primeo de los tramos, tras vencer a los otros dos contendientes. Pero poco les iba
a durar la alegría, porque en el tramo siguiente sufrían un pinchazo que les hacía perder bastante
tiempo, pasando a la tercera posición.
Quedaba la segunda parte del rallye para intentar la remontada. Y así, en el primer tramo de la
tarde nueva victoria para el Peugeot 208 R2 de Rallycar, que le servía para recuperar una
posición y colocarse segundo. Pero en el siguiente tramo se produce un accidente, y ninguno de
los equipos integrantes en la Beca R2 pueden realizar el tramo. Los Comisarios Deportivos, en
una decisión difícil de entender, adjudican unos tiempos a los participantes y “sin haber
realizado el tramo” Iago pierde diecinueve segundos.
Con poco más de quince kilómetros cronometrados por delante, poco se podía hacer para luchar
por la victoria. Pero Iago y Diego no se rindieron y siguieron peleando hasta el final, para llegar
a Astorga en tercera posición, después de haber luchado durante todo el día.
Sin duda un gran resultado para el equipo, que en su segundo rallye sobre tierra dentro de la
Beca R2 ha mostrado una increíble evolución y estuvo disputando la victoria con pilotos con
mucho más bagaje en esta superficie y con un vehículo R2.
La próxima cita de la Beca R2 Júnior será después del verano, y cambiando la tierra por el asfalto,
en el Rallye Villa de Llanes.