La temporada 2020 dentro del Campeonato de España de Rallyes de Tierra llegó a su fin con una nueva edición de la Baja TT Dehesa de Extremadura, cita asentada en el calendario y en la que varios eran los equipos que se jugaban el título tanto en la categoría principal con en SSV.

Badajoz volvía a ser un perfecto anfitrión para esta prueba, cambiando en esta edición la sede de la misma hacia el Recinto Ferial de IFEBA, lugar en el que tanto equipos como organización se han encontrado muy cómodos.

En esta ocasión contábamos con la presencia de varios equipos portugueses que demostraron su alto nivel, y ocuparon las tres primeras posiciones en la clasificación general siendo la victoria para Martíns-Marques, seguidos de Vitoria-Vitoria y Rui-Monteiro.

De cara al certamen nacional ninguno de estos equipos retenía puntos, por lo que Javier Pita y Ana Herrero se hacían con la victoria dentro del CERTT pese a un pinchazo en la SS3 que les hizo completar más de 10 kilómetros en una llanta. Esta victoria, unida a su cuarta plaza en Cuenca, les deja como campeones de España de Rallyes Todo Terreno por segundo año consecutivo.

La segunda posición era para José María Naranjo y José Antonio Álvarez del equipo JMP Racing, que realizaban una gran remontada en la SS4 subiendo desde la quinta plaza en la que acaban la jornada del sábado, hasta la segunda final que les dejaba muy cerca del título.
Completaban el pódium final Willy Villanueva y Bora Aguado, que a los mandos de su Toyota Hilux demostraban un gran ritmo durante todo el fin de semana.

Luis Recuenco y Sergio Peinado eran cuartos pese a una penalización de casi once minutos tras un problema con la navegación en la jornada del sábado -en un punto en el que varios equipos cometían el mismo error- . El equipo formado por Santiago Carnicer y Miguel Ángel Lázaro -que llegaban líderes de la clasificación general tras su victoria en Cuenca- solo podían ser quintos tras una jornada de domingo con varios problemas que les hacían no poder pelear hasta el final por el título.

Destacar la prueba realizada por Dinis-Damasio y Macías-Conde, que finalizaban la jornada del sábado en primera y segunda posición respectivamente, teniendo que abandonar en la última especial por problemas mecánicos el portugués y no llegando a tomar la salida de la etapa el piloto gallego.

En la categoría de side-by-side la victoria era para Federico Mogni y David Aguado tras remontar desde la tercera posición que obtenían tras las tres primeras super especiales. Con este triunfo el dúo de Polaris se hacía con el título tras su segunda posición en Cuenca hace unas semanas.

Tras finalizar en cuarta posición el sábado, Javier Alarcón y Francisco Javier Pérez eran finalmente segundos y primeros de la Yamaha XYZ 1000R. Cerraban el pódium Luis Sainero y Amir Kouch, que con otro Yamaha eran terceros.

El líder de la categoría hasta la prueba extremeña, Josep Fallada, abandonaba en la SS4 por problemas mecánicos en su Can-AM Maverick, dejándole así sin opciones al título pese a conseguir la victoria en Cuenca. Victor Verdu y Alfonso de Miguel finalizaban la SS3 como líderes de la categoría, pero domingo se dejaban diecinueve minutos y caían hasta la cuarta plaza.

Los vencedores en T1 eran Pita-Herrero, en T2 los portugueses Joao Ferreira y David Monteiro con su Nissan Pathfinder se hacían con el triunfo y en T3 el triunfo era para Enrique Reyes y Fina Román en su VM Competición Ordaz-R. En T8 Santiago Bravo y Rafael Verdugo ganaban con su Nissan Patrol Diesel.

En las diferentes categorías, Ana Herrero vencía en el Trofeo de España de Copilotos Femeninos en Coches, Jaqueline Ricci era la más rápida en el mismo trofeo pero en la categoría de SSV, mientras que Francisco José Polo y Yony Luis Pérez eran los mejores en la categoría Open; trofeo en el que hacían su debut los hermanos Vallejo, campeones de España de Asfalto, pensando en disputar en un futuro no muy lejano el Dakar.

Salvador Rubén Serrano y Juan Miguel Amaya repetían victoria en la Copa de España de Regularidad, y se hacían de esta forma con el título a los mandos de su Toyota Hilux.

La extraña temporada 2020 llega de esta manera a su fin, y queremos agradecer a todos los equipos, organizadores y aficionados su apoyo pese a las adversidades generadas por esta pandemia que esperamos no nos impida seguir disfrutando de nuestro deporte la próxima temporada.