Después de dos días de competición, lo ocurrido en el 51 Rallye de Ferrol –
Suzuki permite hacer una clara lectura del Campeonato de España de
Rallyes de Asfalto. Pepe López y “Cohete” Suárez ruedan a un ritmo
endiablado, sin margen para el error, que ni el propio Iván Ares puede
igualar a pesar de los muchos esfuerzos que rallye tras rallye viene
haciendo por dar caza al dúo de cabeza.
Así las cosas, el madrileño del Citroën C3 R5, acompañado de Borja Rozada
en las labores de copilotaje, se ha adjudicado la victoria en esta nueva
edición de la prueba ferrolana, después de haber marcado cuatro mejores
tiempos de nueve posibles. Los otros cinco tramos han ido a parar a manos
del asturiano Jose A. “Cohete” Suárez que, con Alberto Iglesias en el
asiento derecho del Skoda Fabia R5, ha terminado segundo a poco más de
cuatro segundos, un margen mínimo después de un total de 126 kilómetros
cronometrados.
El tercer cajón del podio fue durante todo el rallye cosa de Iván Ares, quien
copilotado por David Vázquez y al volante del Hyundai i20 R5, terminó
finalmente a casi cincuenta segundos del vencedor. Aunque ha conseguido
un puñado de puntos que le mantienen en la segunda posición de la
clasificación
general provisional del Campeonato -y pueden ser muy importantes a final
de temporada- lo cierto es que el coruñés no ocultó su frustración,
confesando que se marcha para casa convencido de que ha fallado a una
afición entregada y a unos patrocinadores que, reconoce, están en las duras
y en las maduras.
Mientras tanto, Víctor Senra y Alberto Monarri fueron cuarto y quinto
respectivamente. El primero, subido en un Skoda Fabia R5, tenía muchas
papeletas para ocupar un puesto de podio, pero un trompo a poco de
empezar echaba por tierra todas sus opciones. El segundo, Monarri,
continuó en esta carrera con su adaptación a la categoría R5 y su valoración
es positiva; más después de recuperar un puesto perdido en la jornada de
ayer, al sufrir también un trompo.
Javier Pardo y Joan Vinyes, con los Suzuki Swift R4LLY S del equipo oficial –
ganadores entre los R4-, Iago Caamaño con su Ford Fiesta R5 MKII, Luis
Vilariño y Jose L. Peláez (con sendos Skoda Fabia R5) cerraron el grupo de
diez mejores clasificados de esta segunda prueba tanto del Nacional de
Asfalto como del Supercampeonato de España y del Tour European Rally.
Por su parte, y pese a problemas de motor durante esta última etapa del 51
Rallye de Ferrol-Suzuki, Roberto Blach y Adrián Varela ganaron las Dos
Ruedas Motrices y la categoría R2, estrenando un nuevo Peugeot 208
Rally4. Lo hacían por delante de Álvaro Pérez y Brais Mirón, con un Peugeot
208 R2, y de Jorge Cagiao y Amelia Blanco a los mandos de un novísimo
Renault Clio Rally5, con el que han desmotrando un muy buen ritmo de
carrera.
En la Copa Suzuki Swift el piloto local Fernando Rico aprovechó su
oportunidad y tras el liderato inicial del ourensano David Cortés, Rico atacó
al arranque de esta segunda jornada y asumió un primer puesto que ya no
escapó de sus manos. Cortés aún abandonaría por salida de carretera,
dejando el podio en manos de Miguel García y Aaron Zorrilla; este último
ganador del apartado Junior.
Por último, el Trofeo Deputación de A Coruña, un certamen de carácter
estatal que no puntúa para ningún campeonato, lo dominaron de principio a
fin Jose M. Mora y Ángel L. Vela con su popular Peugeot 205. El segundo
clasificado acabó a
más de tres minutos y medio.