La parte dulce la puso Antonio Estalella – Antonio Peña y la parte agria fue para David Sánchez – Juan Monzón y Alba García – Dani Quintana.

No defraudó a nadie, la 44º edición del Rally Islas Canarias fue lo que se esperaba de ella, 17 tramos cronometrados que sacaron lo mejor de todos los equipos participantes, como a los tres equipos de Padaman Sport, que lo dieron todo en la carretera pero que tuvieron diferente recompensa.

Como reza en el titular, el sabor agridulce fue la tónica de muchos equipos, dado que las condiciones de los tramos fueron terroríficas, pero los Rallys son así. Y el que mejor supo navegar por estas aguas, nunca mejor dicho, fueron Antonio Estalella y Antonio Peña con el Toyota Yaris GRMN con los colores de Toyota Canarias y resultado increíble, consiguiendo la decimoquinta posición de la general y la victoria en la categoría N3 “aunque nos hemos divertido mucho, ha sido un rally muy complicado, pero el trabajo realizado en las suspensiones ha funcionado muy bien. Ha sido un colofón perfecto para esta temporada”.

Lamentablemente David Sánchez y Juan Monzón, con el Renault Clio R3T de Rafael Afonso, no pudieron pasar del tercer tramo cronometrado, debido a la suciedad acumulada por el paso de los vehículos, en una curva de derechas catapultaban el coche hasta un talud haciendo volcar el coche y terminando allí su competición: “Ha sido una pena, teníamos el rally bien preparado y era todo un reto poder terminarlo, pero hemos tenido mala suerte, tanto Juan como yo estamos en perfecto estado”.

Tampoco tuvieron suerte Alba Garcia y Daniel Quintana con el Opel Adam N3, que casi pasan el reto de terminar la prueba más dura de toda la temporada, bajo unas condiciones en donde Alba nunca había participado: “Estaba aprendiendo muchísimo junto a Dani pero a veces las cosas no son como una quiere y se cometen errores. Solo tengo palabras de agradecimiento para Padaman Sport y Sandez Competición, ha sido una temporada increíble”.