Su Ayuntamiento entregó sus Honores y Distinciones a personas y colectivos destacados del municipio

En un emotivo acto celebrado la noche del sábado en el Polideportivo Municipal, donde se reconoció como Hijas Predilectas a la periodista Bárbara Hernández y a la locutora radiofónica Dulce María Facundo; Hijos Adoptivos, el ex agente de Policía Local Cándido Rivero, el maestro Manuel Domínguez y, a título póstumo, al pintor Felo Monzón; además de las Medallas de Oro al Club Deportivo Azuatil, el Club Deportivo Balonmano Moya Tilover y a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

La Villa de Moya celebró en la noche de este sábado el acto institucional de entrega de sus Honores y Distinciones, en una emotiva velada celebrada en el Polideportivo Municipal, en la que se reconoció la trayectoria profesional y vital vinculada al municipio norteño de los homenajeados. Así, la periodista Bárbara Hernández y la locutora de radio Dulce María Facundo, fueron distinguidas como Hijas Predilectas; mientras el exagente de Policía Local, Cándido Rivero, el maestro Manuel Domínguez y, a título póstumo, el pintor Rafael Monzón Grau-Bassas, Felo Monzón, recibieron el título de Hijos Adoptivos. Además, se entregó la Medalla de Oro de la Villa de Moya al Club Deportivo Azuatil, al Club Deportivo Balonmano Moya Tilover y a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, coincidiendo con el treinta aniversario de la institución académica. Este acto bianual está enmarcado en las fiestas principales moyenses en honor a San Antonio de Padua, que comenzaron el viernes con la lectura del pregón desde el balcón de la Casa Museo Tomás Morales y que se prolongarán durante todo el mes de junio con un amplio programa de eventos y actividades.

“Es un honor y una gran emoción entregar una vez más estas distinciones en nombre de la Corporación municipal y del pueblo moyense, a quienes han demostrado una trayectoria profesional y vital extraordinaria, en pro del desarrollo de nuestro municipio y de la sociedad canaria en general”, expresó en su intervención el alcalde, Poli Suárez. En este sentido, aseveró Suárez, “me consta que para ellos es también un orgullo recibir estos títulos” pues, añadió, “no existe mayor tesoro ni mayor premio que ser y sentirse parte de este pueblo de gente hospitalaria, amable y agradecida”. El máximo edil norteño celebró también que “volvamos a demostrar con total sinceridad, la alegría y emoción de compartir los éxitos y reconocimientos del prójimo”, para concluir afirmando que “esta generosidad es la esencia moyense”.

Una vez entregadas las distinciones, primero las Medallas de Oro y acto seguido los Hijos Adoptivos y las Hijas Predilectas, tomó la palabra la periodista Bárbara Hernández, quien intervino y agradeció en representación de todos los homenajeados los títulos concedidos por la Corporación municipal de la Villa de Moya. Hernández, natural del barrio de El Lance, explicó que en la actualidad mantiene “una total vinculación con el pueblo” del que ahora es Hija Predilecta y donde sigue viviendo su familia, quienes reconoció que “son mi toma de tierra con la realidad y con Moya”.

En cuanto a las Medallas de Oro de la Villa de Moya, el Ayuntamiento consideró meritorio para distinguir al Club Deportivo Azuatil, la labor que viene desempeñando este colectivo desde hace años para la promoción del deporte en el municipio, particularmente en el mundo del motor, en el que han cosechado un destacado palmarés y su directiva ha promovido la integración de personas con discapacidad y de los ciudadanos en la actividad del municipio.  La disitinción la recibió Carlos Larrodé como presidente del club, de la mano del Alcalde y tras la proyección de un video en que se resumía la actividad realizada por Azuatil hasta la fecha.

Tras la foto de familia y la actuación del Coro Femenino del Conservatorio Superior de Música de Canarias, con la que se puso el colofón al acto de entrega de Honores y Distinciones, continuó la noche hasta entrada la madrugada con el multitudinario concierto de Los Lola y la posterior verbena en el Anfiteatro Municipal del Parque Pico Lomito