Con un coche que funcionó perfectamente, conseguía la octava posición de la general en su primera participación en la Subida de Moya.

            Aunque era la primera vez que competía en Moya, Cristian Alemán y todo el equipo de Racing Kart Maspalomas, salieron de la 15º edición de la Subida de Moya, más que satisfechos. Las prestaciones del binomio Cristian / BMW fueron de primer nivel y muestra de ello es el tiempo conseguido (4:16.487) en la última manga oficial.

Pero no fue fácil, ya que la calidad de los contendientes era muy alta en todos los sentidos, no sólo la mecánica sino pilotos de primer nivel, con los que Cristian lucho hasta la última manga oficial, tal fue el caso de Samuel Marrero o Miguel Ángel Quintino, con los que luchó de tú a tú.

A la llegada final, el mayor de los Alemán, comentaba: “Estoy que no me lo creo. Llegar a Moya sin haberla corrido nunca y marcarnos un 4.16, es algo que no esperaba. Desde la primera manga me encontré cómodo con el coche y fuimos de menos más.

Por supuesto que también tenía palabras para los aficionados que se dieron cita en la prueba norteña: “La afición ha sido una Locura. Increíble la cantidad de público y como animaban. Seguimos líderes de la COPA BMW y nos vamos a casa con 0 problemas en el coche”.

Todo esto lo hacen posible los patrocinadores del equipo, como; Racing Kart Maspalomas, Grúas Perera, Lauren Electronic´s, Modutec y Vip Bunny Club.