Con tres citas, compartirá protagonismo con el habitual campeonato insular sobre asfalto. San Isidro, Santo Domingo y Barlovento, ésta última con mayor coeficiente, conforman este calendario que aportará más emoción al desarrollo de las competiciones en la Isla Bonita.

Después de que con el XXI Rallye Isla Verde hayan comenzado las competiciones de manera oficial en la isla de La Palma, ahora le llega el turno al asfalto. Este sábado 8 de mayo se celebrará la IV Subida San Isidro y, con ella, alzará el telón el nuevo Campeonato de La Palma de Montaña.

Este nuevo certamen está compuesto por las pruebas de San Isidro, Santo Domingo y Barlovento, ésta última con un coeficiente mayor dada su puntuabilidad para el campeonato regional. Para la clasificación final contarán todas las pruebas celebradas, así que la emoción se mantendrá hasta los compases finales.

El Campeonato de La Palma de Montaña arranca este fin de semana con más de 30 equipos en la prueba que tendrá lugar en la Villa de Breña Alta, de los que tres serán barquetas, uno de los ingredientes que hace diferente a las pruebas de esta modalidad.

El certamen de montaña convivirá con el habitual campeonato insular de asfalto, para el que hay previstas un total de siete citas. Además de las rampas de montaña indicadas anteriormente, han de sumarse dos rallysprint (Cielo de La Palma en mayo y Encanto Rural en octubre) y dos rallyes (Senderos de La Palma en julio e Isla Bonita en septiembre).

En este último campeonato, las pruebas de montaña contarán con coeficiente 1, los rallysprint elevarán la cosecha de puntos gracias a su coeficiente 1.5, mientras que los rallyes, con un coeficiente 2, determinarán qué equipos contarán con aspiraciones a un título que defenderá el joven Jorge Rodríguez.

Con la tierra iniciada y el asfalto a punto de seguir sus pasos, la Federación Insular de Automovilismo de La Palma agradece el esfuerzo de todos los implicados para iniciar la actividad después de un 2020 en blanco.