Adrián García y Luka Larrosa abandonan en La Laguna cuando luchaban por el podio

La pareja del Peugeot 208 T16 R5, que estrenaba en la prueba tinerfeña la imagen de Valvoline y Tgas, se encontraba en la tercera posición de la prueba, a unos diez segundos de la cabeza, cuando la pérdida de un minuto dinamitó sus opciones. En el puesto séptimo y sin neumáticos blandos para un rallye que en pleno mes de julio sorprendía con unos tramos empapados, García-Larrosa tomaban la decisión de quedarse en la asistencia.

Adrián García y Luka Larrosa unían fuerzas para afrontar este fin de semana la sexta edición del Rallye Ciudad de La Laguna. Con la prueba tinerfeña estrenaban la imagen de Valvoline y Tgas, dos firmas que se integraban al Peugeot 208 T16 R5, motivo más que suficiente para tratar de hacer un buen papel en el rallye de casa para el actual subcampeón regional.

Para sorpresa de muchos, y en pleno mes de julio, la lluvia era la protagonista en esta cita del campeonato tinerfeño. El Peugeot 208 T16 R5 montaba el compuesto RK5 de Pirelli, es decir, el más duro, y tocaba sufrir. A pesar de ello, García-Larrosa llegaban a la meta de ‘Tejina-Tegueste’, de 7,87 km, marcando el tercer mejor tiempo a 9,7 segundos de la cabeza y a menos de cinco de la segunda plaza. “No fue fácil, la parte final era muy lisa y el coche patinaba muchísimo”, reconoció el tinerfeño al final de esa especial.

Animado por su posición en la general, los de Valvoline y Tgas repetían la tercera plaza en el tramo de ‘La Barranquera’ (5,00 km), esta vez a sólo siete décimas del mejor tiempo. Esto ubicaba al Peugeot 208 T16 R5 en la pomada por las primeras posiciones después de dos especiales, pero llegó el fatídico tercer tramo.

Allí, en los 8,77 km de la ‘La Esperanza-Tacoronte’, un trompo completo y la posterior calada de motor apartó de las primeras posiciones a Adrián García y Luka Larrosa. En ese escenario cedían un minuto respecto al mejor tiempo y caían a la séptima posición de la general.

“No contar con neumáticos de compuesto blando nos ha jugado una mala pasada en un rallye como éste”, lamentó Adrián García nada más llegar a la asistencia. Junto a su equipo valoró la posibilidad de seguir en carrera, de algún modo, se había perdido toda opción a la victoria y, en esas condiciones, se comprometía la integridad del vehículo. “Lo valoramos entre todos y decidimos parar. Nos sabe muy mal porque este es el rallye de casa para nuestro equipo y además estrenábamos el apoyo de Valvoline y Tgas, a los que no hemos podido brindarles el resultado que queríamos”, lamentó el tinerfeño. En cualquier caso, “a pesar de los problemas de neumáticos nos encontrábamos luchando por las primeras posiciones y faltaba todo el rallye por delante”, reconoció el subcampeón regional.

Esta participación ha sido posible gracias al apoyo de Valvoline, Tgas, Rimetal, Óptica Herradores, Restaurante Volcán de la Corona y Rallyes de Canarias.