02 noviembre 2018

SÉBASTIEN LOEB ALUDIÓ A UNA POSIBLE VUELTA AL WRC LA PRÓXIMA TEMPORADA TRAS UNA NOTABLE VICTORIA EN ESPAÑA EL DOMINGO, QUE CALIFICÓ COMO UNA DE LAS MEJORES DE SU HISTORIA.

Sébastien Loeb aludió a una posible vuelta al WRC la próxima temporada tras una notable victoria en España el domingo, que calificó como una de las mejores de su historia.
El nueve veces campeón del mundo venció a Sébastien Ogier, su sucesor en el título, por 2,9 segundos, para ganar un emocionante RallyRACC Catalunya - Rallye de España, y luego dejó entrever que podría volver a asociarse con su compatriota francés en 2019.
"Mi futuro está aquí tal vez. No lo sé, por el momento no está claro mi futuro", dijo el piloto de 44 años tras conseguir la primera victoria de Citroën en el WRC en 12 meses en las carreteras mixtas de la Costa Daurada.
Loeb se pasó al rallycross con su filial de PSA Peugeot después de terminar su carrera a tiempo completo en el WRC en 2012. Su futuro en esta disciplina está en duda y es evidente que este año ha disfrutado de su programa de tres rallyes con Citroën en México, Córcega y España.

"Peugeot se retiró del rallycross, así que tengo que ver lo que voy a hacer ahora", añadió Loeb, que estuvo a punto de llorar tras conseguir su primera victoria en el WRC desde mayo de 2013.
Anteriormente había dejado claro que no consideraría una vuelta al WRC a tiempo completo, pero un programa a tiempo parcial podría ser atractivo.
El director del equipo Citroën, Pierre Budar, firmó el mes pasado el contrato de Ogier para 2019 tras dejar M-Sport Ford y admitió que reunir a los antiguos compañeros de equipo sería "la guinda del pastel".
La victoria de Loeb se produjo 16 años y dos meses después de su primera victoria en Alemania en 2002 y la magnitud de su 79º triunfo no se le escapó.
"En este momento, dado el resultado del rallye, me siento tentado a decir que quizá sea mi mayor victoria. Fue una pelea muy buena, hasta el kilómetro final. Cuando vi que había ganado en el tramo final, fue una sensación realmente increíble", dijo.
"Es muy bonito haber conseguido mantener el ritmo después de todos estos años, porque los chicos no se han quedado quietos mientras yo no he estado".