11 nov. 2018

Los de DISA despiden el regional canario de rallies y el provincial de Las Palmas con una peleada tercera posición a causa del tiempo perdido por la mañana. Su siguiente participación será con otro R5 pero en Península y con el Skoda Fabia de ARVidal Racing.
Sábado 10 de noviembre de 2018
Gustavo Sosa, copilotado por el grancanario Eduardo González, ha sumado un nuevo ‘cajón’ a su palmarés en el Rally de La Oliva. En su vigésimo novena edición, la prueba majorera se ha encargado de poner punto final al Campeonato de Canarias de Rallies de Tierra y al provincial de Las Palmas y, como se esperaba, los equipos de cabeza han impuesto un ritmo elevadísimo desde los primeros tramos.
A los componentes del MRT Rally Team les ha costado entrar en calor. Con el accidente de la pasada edición en la memoria –precisamente en el mismo tramo que abría la carrera y que se celebraba en dos ocasiones durante la primera sección–, fueron muy cautos en ese arranque y eso los retrasó en la general.
Una vez dejaron atrás esa falta de confianza, de inmediato el Ford Fiesta R5+ con los colores de DISA irrumpió en los tiempos de arriba, aunque un pinchazo en la sexta especial les supuso otra pérdida importante de tiempo. “Nos costó arrancar, la verdad, más de lo esperado, pero desde la segunda sección nos vimos fuertes y con capacidad para escalar hasta puestos de podio. El pinchazo nos obligó a empezar otra vez, pero entonces las
sensaciones eran muy buenas”, explica Sosa.
En efecto, mantuvo esa línea ascendente recuperando posiciones poco a poco hasta situarse en la frontera de los puestos de honor antes de los últimos dos tramos. Ahí, Sosa apretó los dientes y se esforzó en neutralizar la ventaja que le llevaban Juan Carlos Quintana y Yeray Mujica. El esfuerzo se materializó en dos scratch consecutivos que acabaron dándole ese tercer puesto por poco más de tres segundos.
“Nos habría gustado pelear por ganar, pero estamos satisfechos de esa segunda mitad de rally. Yeray Lemes y Nolito García han ido realmente rápido, pero al final hemos demostrado que podríamos haber plantado batalla”, ha añadido el piloto de Puerto del Rosario, que ahora podrá centrarse en el resto de frentes que tiene abiertos en este tramo final de la temporada.
Eduardo González también ponía en valor este emocionante podio. “Un tercer puesto después de empezar tan retrasados es un gran resultado. Creo que nos ha penalizado la salida de carretera del año pasado porque ese recuerdo nos ha minado la confianza en un rally en el que, como preveíamos, se ha impuesto un ritmo muy alto desde el principio. No dimos la batalla por perdida y esa constancia y el coraje de Gustavo nos ha acabado dando el podio”, ha declarado el grancanario, que con este resultado es subcampeón regional y campeón provincial en el apartado de copilotos.
Antes de que el Campeonato de España de Rallies de Tierra eche el telón en Madrid los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, Gustavo Sosa volverá a participar en el Tramo Cronometrado de Llarena de Campillo (Extremadura). Con el buen recuerdo de la victoria del pasado año, en esta ocasión cambiará su habitual Mitsubishi Lancer Evo X por el Skoda Fabia R5 de ARVidal Racing.