13 octubre 2018

TERCER TRIUNFO EN LA SUBIDA VILLA DE MOYA PARA IVÁN ARMAS CON EL PORSCHE 911 GT3

EL TÍTULO DEL CAMPEONATO DE MONTAÑA DE LAS PALMAS QUEDA PENDIENTE DE LO QUE OCURRA EN BETANCURIA (FUERTEVENTURA) EN UNA SEMANA
Iván Armas ha logrado este sábado su tercer triunfo –segundo consecutivo-, en su palmarés particular de la Subida Villa de Moya, pilotando el Porsche 911 GT3. Armas marcaba el mejor tiempo de la jornada (4.01.3) en la primera manga oficial, registro que empeoraba en dos segundos en la última subida. Un triunfo que retrasa la decisión del Campeonato Provincial de Montaña 2018, que hasta este momento lideraba Julio Martínez, segundo en la prueba moyense con otro Porsche 911 (4.06.6), aunque no pudo finalizar la última manga por una avería en la caja de cambios, pero mantiene intactas sus posibilidades de título en el certamen Provincial.
El tercer puesto final para completar el podio de Moya se lo adjudicó el Mitsubishi Lancer Evo de Ayoze Benítez (4.15.8), primero de grupo A, que fue ejecutado en la primera manga, pues en la segunda lo empeoraba ligeramente. Mientras que René Santana ganaba con su Silver Car en la modalidad CM (barquetillas), por delante de Manuel Expósito con la BRC, que no pudo seguirle el ritmo.
NUEVO RECÓRD
Destacar también que Iván Armas daba un buen recorte al récord de la prueba con el nuevo asfaltado, dejándolo en 4.01.037, casi siete segundos por debajo del anterior, que estaba en posesión de Enrique Cruz con similar montura.
Iván se coloca ahora en condiciones de luchar por el título provincial tras esta victoria y a falta de la Subida de Betancuria (Fuerteventura), que se disputa el próximo sábado. Al tener Moya un coeficiente superior (1,5), la renta de puntos obtenida le permite luchar hasta el final.
Juan Luis Santana mejoraba bastante y se llevó la cuarta plaza y primero de los pilotos del Club Deportivo Azuatil,con otro Mitsubishi Lancer Evo, superando en la segunda manga oficial al SEAT León de Juany Jorge Hernández por menos de un segundo, este último pasando a la quinta plaza de la general y primer A2, por delante del Ibiza Turbo de Iván Medina, que se recuperaba en la segunda manga de la penalización sufrida en la anterior, clasificándose finalmente sexto absoluto.
Miguel Martín se adjudicaba la séptima plaza, primera del grupo T y de la Copa BMW, en una carrera muy buena, a pesar de que no pensaba en otra cosa que disfrutar con su veterano 325i.
Juan Betancort ganaba el grupo TA con su Corolla Twin Can y subía hasta el octavo lugar de la general, mientras noveno acabó Chano Gil con su Renault Twingo, primero entre los coches tipo R2. El grupo de los diez primeros lo completaba José Juan Díaz ganando el Grupo H y proclamándose campeón de esta categoría un año más.
En el Trofeo BP de Promoción, el dominio fue total de Samuel Rodríguez con el Toyota Corolla 20v, undécimo absoluto. Estuvo seguido casi por la mínima por Miguel Fernández y su Renault Clio en este apartado, mientras Javier Castro con otro Clio se metía en medio y los tres marcando 4.39 como mejor crono de la jornada y muy bien clasificados en las respectivas posiciones 11º, 12º y 13º de la general, separados por sólo unas décimas de segundo.
Y el Trofeo Manolín Suárez para el primer clasificado de la Villa de Moya se lo adjudicó José Trujillo con BMW 325, clasificado además en el puesto 14º absoluto.
REGULARIDAD SPORT
En el Campeoanto de Regularidad Sport el triunfo se lo llevaron Alexis Manzano y Leonardo Perera con el BMW 635 CSi, con sólo 14,6 puntos y casi siete de ventaja sobre los segundos clasificados, Carlos Miranda y Pablo Llarenacon Golf GTi. En la Copa RS el triunfo fue para José y Daniel Hernández con el Ford Escort, en una temporada espléndida para ellos. En el Trofeo 50, Pablo y Celeste Díaz con el Hillman IMP fueron los ganadores finales.
Otro incidente lo protagonizaba Himar Marrero por salida de carretera sin consecuencias en la modalidad de Fórmula Rallye.
PRIMERA OFICIAL
Con un tiempo de 4.01.037, Iván Armas con el Porsche 911 GT3 tomaba la delantera desde la primera manga oficial de esta Subida de Moya, dejando a 5,6 segundos al otro Porsche 911 GT3 de Julio Martínez, que obviamente contaba también con menos potencial al ser una unidad más veterana de este clásico deportivo. Y al mismo tiempo nueve segundos mejor que el tercer clasificado, primero de los Mitsubishi Lancer Evo, Ayoze Benítez con 4.15.8. Ya en la cuarta plaza sorprendía Juany Hernández con el Seat León Cupra, separado por un segundo y una décima de Juan Luis Santana, quinto con otro Evo. Buen resultado también para el Toyota Corolla Twin Can de Juan Betancort, sexto a esta altura de la competición y primero del grupo TA.
Entre los BMW dominaba Miguel Martín, seguido a menos de cuatro segundos por José Juan Díaz, este último primero del Grupo H. En el Trofeo BP de Promoción, el mejor clasificado era Samuel Rodríguez, con su Corolla 20V.
Por otro lado, Gustavo Bolaños no pudo finalizar la manga por avería, al igual que la CM de Manuel Expósito, por lo que se quedaba líder solitario la barquetilla de René Santana. Iván Medina con el Ibiza era penalizado con 20 segundos y quedaba retrasado en la clasificación de esta manga. Miguel Fernández tampoco acabo esta subida por avería en su Clio Sport e Himar Marrero por salida de carretera sin consecuencias, dentro de la modalidad Fórmula Rallye.
MANGA ENTRENOS
Adelantando el horario habitual de inicio a las 9.30 de la mañana, la prueba la comenzaron finalmente 65 vehículos tras las ausencias de los números 9, 11 y 22.
Los pilotos tenían el primer contacto de verdad con los siete kilómetros de la Subida de Moya ahora con el asfalto en perfecto estado de salida a meta. Sería el joven Julio Martínez el que marcaba el mejor crono con su Porsche 911 GT3 en 4.16.5, incluso superando ampliamente al  tiempo ganador entre las dos barquetillas CM presentes en la prueba de la Escudería Azuatil, Manuel Expósito con la BRC en 4.33.7.
La manga tuvo que ser paralizada durante 15 minutos por los incidentes protagonizados por los vehículos 103, 107 y 111, tres participantes en Fórmula Rallye que no fueron muy prudentes en esta primera pasada por el siempre deslizante piso de esta carretera, que tiene más parecido a un tramo de rallye que al de una subida de montaña.
DESPEDIDA DE HILARIO
La prueba finalizó con la entrega de trofeos en el auditorio del Parque Pico Lomito, donde también tuvo su sencillo homenaje el veterano piloto moyense, Hilario Gómez del Rosario, que decía adiós de viva voz a las competiciones en la prueba de casa, con su no menos veterano Lancia Fulvia HF, después de más de 50 años de actividad deportiva en el automovilismo canario y también fuera de las islas en su época.
Un año más, la Subida Villa de Moya ha sido posible gracias a la colaboración con el Club Deportivo Azuatil de varias empresas locales y del propio Ayuntamiento moyense, destacando también la aportación de la firma Icamotor, que un año más fue la encargada de formar la caravana de seguridad de la subida con modelos de MITSUBISHI.