18 octubre 2018

PRORACING COMPETICIÓN, A POR TODAS EN SANTANDER CON BRYAN BOUFFIER Y SU NUEVO FORD FIESTA R5

PRIMERA EXPERIENCIA CON UN PILOTO INTERNACIONAL PARA EL EQUIPO DE REOCÍN, QUE PRETENDERÁ LA VICTORIA ABSOLUTA ESTE FIN DE SEMANA EN LA ANTEPENÚLTIMA CITA DEL CERA.
Se dispone a comenzar la 39ª edición del Rallye Santander – Cantabria, una de las fechas más relevantes de toda la temporada para ProRacing Competición, no sólo al tratarse de la única prueba del CERA (Campeonato de España de Rallyes de Asfalto) que se disputa en casa de la escuadra cántabra; también, por resultar el escenario que ha elegido el equipo para efectuar su primera operación con proyección internacional, junto a un piloto de calado mundialista como Bryan Bouffier.

El galo, abanderado oficial años atrás de Peugeot Sport, la marca con la que logró los éxitos más deslumbrantes de su carrera, al proclamarse vencedor de dos rallyes históricos como Montecarlo (2011) y Tour de Corse (2013), ha confiado en la profesionalidad y saber hacer de ProRacing Competición para abordar su primera participación en una cita del certamen español, al volante del nuevo Ford Fiesta R5, procedente de Gran Bretaña, que se incorporó el pasado verano a la estructura capitaneada por Isabel Ortiz y Álvaro Velasco.

Una montura de última generación, y contrastadas prestaciones, con la que Bouffier partirá el viernes como uno de los favoritos indiscutibles a hacerse con la victoria en este Rallye Santander – Cantabria. El primero al que concurren integrados dentro de una misma formación deportiva los miembros de ProRacing Competición, plenos de ilusión ante esta relevante cita, para la que se han preparado específicamente a lo largo de las últimas semanas.

El pasado martes, la formación cántabra convocó a Bouffier y a Kathy Derousseaux, la copiloto con la que va a disputar la antepenúltima cita del CERA, con el objetivo de efectuar un test intensivo en Udías; uno de los tramos más representativos de la comunidad cántabra.

La jornada de pruebas permitió al galo comenzar a tomar referencias sobre el deslizante asfalto por el que se caracterizan las carreteras que recorre el rallye, y, al mismo tiempo, para poner a punto, y adaptar a su estilo de conducción, el nuevo Ford Fiesta R5, preparado por la escuadra de Reocín, que se va a encargar de guiar en el transcurso del fin de semana.

Los técnicos de ProRacing Competición pudieron empaparse a su vez de la sabiduría y experiencia que atesora Bouffier. Un piloto mundialmente reconocido, dotado de un bagaje automovilístico muy valioso, con el que el equipo capitaneado por Isabel Ortiz y Álvaro Velasco ha comenzado a proyectarse ya, a base de empeño y dedicación, más allá de nuestras fronteras, hacia el panorama internacional.