29 septiembre 2018

Sólo la mala fortuna impidió a Raúl Quesada y Daniel Sosa bordar un espectacular Rallye Villa de Teror

Una fuga de valvulina en la caja de cambios del Skoda Octavia Kit Car, a sólo dos tramos del final, les apartó de la lucha por el podio en el Rallye Villa de Teror y de la victoria en el Gran Canaria Historic Rallye. A pesar del abandono, las conclusiones del equipo son más que positivas. Cauto en la previa del rallye, principalmente por los meses que habían transcurrido desde su última participación al volante del Skoda Octavia Kit Car, Raúl Quesada demostró su talento una vez entró en calor. Acompañado por Daniel Sosa, por segunda vez después de ocho años, juntos fueron una de las sensaciones del fin de semana. “Nos ha quedado un sabor agridulce porque estábamos disfrutando, pero sabemos que lo que nos ha pasado forma parte del juego”, lamentó Raúl Quesada nada más confirmar su abandono. Apoyados por Skoda, Lanzawagen, Fuertwagen, Avis, Pioneer, Litografía González, Metalum y CarSlot, además de Valleseco, Hobby Slot, Restaurante Hermanos Santana,
Queso Casero de Valleseco, Peluquería Unisex Inma, Mecánica Soto, Fina · Cultivo de Flores y Casa Rural Las Calas de Valleseco, Quesada y Sosa estaban en disposición de atacar el podio absoluto del Rallye Villa de Teror y de alcanzar la victoria en el Gran Canaria Historic Rallye. Los grancanarios destaparon el tarro de las esencias en la sección intermedia del sábado. Allí, con dos terceras posiciones y una segunda en los tres tramos que conformaban esa parte, demostraron su clase y la competitividad de un Skoda Octavia Kit Car que estaba funcionando a la perfección. Cuartos en la general a una décima del podio, y remontando tres posiciones en las tres especiales de la mañana, se preparaban para el asalto final. Con alrededor de 25 kilómetros cronometrados por delante cualquier cosa podía pasar. “En el equipo decidimos que se podía intentar y quisimos probar suerte, pero no tuvimos ocasión”, lamentó el piloto del Skoda Octavia Kit Car. “Todo ha sido un cúmulo de sensaciones, desde la espera para que los repuestos llegasen a tiempo hasta el buen nivel que hemos mostrado, sin olvidar el susto con el que comenzamos… Al final creo que hay que quedarse con lo positivo”, subrayó el grancanario después de comprobar que no podía continuar en carrera. “Había que parar por precaución, ya que podíamos dañar la caja de cambios”, explicó. La intención de Raúl Quesada es tomar la salida en alguna prueba más antes de que acabe la temporada, por lo que el equipo trabajará para que el Skoda Octavia Kit Car vuelva a rugir tal cual lo ha hecho este fin de semana.